fbpx

#Probablemente no deberías comenzar ese negocio…

#Probablemente no deberías comenzar ese negocio...

Cuántas veces hemos tenido una gran idea que dejamos ir. Se lo contamos a algunos amigos, pareja, primo y quizá hasta al dueño de la empresa donde estabas laborando en ese momento, pero al final, la dejaste ir por que no era el momento. Fue otra vez más poderosa esa idea que te dice: “Probablemente no deberías comenzar ese negocio… ahora… con este nivel de responsabilidades, con tan poco dinero… sin una idea mucho más genial”, una idea que, al poco o mucho tiempo después, viste en los anuncios de redes sociales o en ese programa de inversionistas que tanto te gusta.

Justo esa idea que tienes hoy, es la correcta, pero es cierto, una idea no es suficiente para triunfar y me vas a decir que el primo de un amigo lo consiguió (#spoiler: entonces anímate de una vez, porque yo vengo a animarte)

Todo debe comenzar con una idea Y UN MODELO DE NEGOCIOS, así en mayúsculas, entonces con gusto deja de leer y ve a trazar tu primer modelo de negocios, hay muchas herramientas disponibles.

Sin embargo, esto no se trata de un curso (que ya hay muchos) de como usar el Canvas, se trata de como decir que sí a las ideas, que pasos son vitales para conseguir socios y no morir en el intento

Pero ¿cómo? ¿Me vas a decir exactamente cómo echar a andar mi idea?

Sí, la respuesta corta es: “Construir un negocio exitoso requiere más que una gran idea y una visión: requiere planificación, disciplina, investigación y mucho dinero.”

Antes de que pueda obtener financiamiento, hay varios pasos para asegurarse de que su idea sea sólida y comercial y este blindada en innovación y no en patentes y protección intelectual (cuantos demonios he desatado con mis amigos abogados). Si bien es cierto que no todas las startups lo lograrán, ¡No querrás diseñar la tuya con los genes necesarios para que muera a corta edad!

Si tienes una gran idea pero aún no cuentas con fondos, aquí hay tres pasos que podrías seguir para atraer inversionistas, pero sobre todo, para que tú mismo sepas si invertir tu: dinero, tiempo y esfuerzo es la mejor decisión:

1.- No busques atraer inversionistas con promesas de riqueza.

¿Cómo? Entonces ¿el dinero me lo daran por mi gran inteligencia y mi bello rostro?

Pues… no, pero en esencia, si tienes una proyecto (porque ya hiciste tu modelo de negocio ¿verdad? le has puesto fechas estimadas,  objetivos a las etapas y acciones para alcanzarlas) que no ha vendido nada y probablemente no ha comenzado a operar. Entonces cuando pida dinero, las personas automáticamente se mostrarán escépticas y querrá una prueba de que su idea es viable. Pero ¿es así? ¿Has recibido la opinión objetiva de alguien que ha estado en tus zapatos?

¿ Me quieres vender nombreDeLaPiramideFavorita?

Encontrar un mentor es un hito importante en el viaje del emprendimiento y un buen mentor experimentado le dará una opinión honesta sobre el probable negocio. Después de todo, no quieres perder tu tiempo en una mala idea ¿recuerdas esas otras 9999  ideas que tuviste antes?

Comienza a asistir a eventos de networking y aprovecha a las personas de su red para conectarte con un mentor. Muchas ciudades tienen edificios de coworking o quizás debas buscar en la academia programas de tutoría en universidades que puedan ayudarte a hacer realidad tu idea. Nunca se sabe, es posible que se salga un inversionista potencial como Michael Litt, cofundador de Vidyard. Litt dice que nunca ha hecho un discurso formal, que ha recibido todos sus fondos de personas a las que conoce para pedir consejo. Despertar el interés en alguien con experiencia es una estrategia muy valiosa.

2.- Como aquel dicho “No importa el mercado meta sino el camino hacia él… y que les guste lo que ofrezco”

Muchas veces los sabemos, o eso creemos, pero no lo definimos y lo que es más probable, no lo validamos con una metodología avanzada de análisis de mercados estadísticos, estocásticos y sobre todo holísticos… (Lo sé, no pasa nada, nada grave)

Pero si recuerdas definir, documentar y al menos responder de manera clara las siguientes preguntas:

¿A quién te diriges con tu producto o servicio? La edad, el género, el nivel de educación y otros rasgos deben incluirse, ser lo más específicos posible (Sí, hay que ser lo más específico posible!).

¿Las personas están interesadas en tu producto? Muchos empresarios pierden mucho tiempo y recursos en su idea, sólo para encontrar que nadie la quiere comprar, al menos no como está ideada, por eso:

1.- Idea

2.- Prueba

3.-Cambia

4.-Repite

¿Y cómo voy yo a probar, si no tengo aun un proyecto andando?

Pues anda y opera…

Para realizar tu investigación, debes utilizar una variedad de fuentes diferentes para examinar las oportunidades y las dificultades del mercado y documentarlas en alguna herramienta que permita tenerlas en mente y visibles.

PESTEL (AKA: PESTA, PESTE, ETC ,ETC)

SWOT (AKA: FODA)

También deberás recopilar datos directos de tu público objetivo. Esto se puede lograr fácilmente encuestando a los clientes comerciales actuales y potenciales, probando con grupos de enfoque (Si hay que regalar poquito de tu producto), realizando entrevistas individuales, utilizando encuestas de redes sociales y observando datos a través de plataformas como Google Analytics, pero sobre todo, observa a tu consumidor o tu probable consumidor, y conócelo.

Otra manera de probar el interés es corriendo una campaña de crowdfunding, -eh??…

Sí, recuerdas esa mochila, hielera, batería, limpia pipas que todo mundo estuvo apoyando? Pues de esta manera podemos validar y medir el interés.

(Y obtener recursos, que es lo que estamos buscando)

3.- Entiendo que el inversionista es para que tu idea de negocio sea todo un éxito, pero… ¿Sabes cuánto necesitas para arrancar y obtener las ventas esperadas para operar y generar dividendos?

Digamos que en tu campaña de “crowdfunding” haz llegado al ansiado 101% de la meta…

Si no hemos hecho un plan de negocio y sobre todo, una evaluación del proyecto de inversión, identificando los costos asociados en las actividades (sí, todas). Y luego lo mejor, basado en el tamaño de mercado del punto anterior, entonces supones que haciendo muy buen trabajo de ventas a ese grupo, vamos a tener ventas (pesimistas, usa las pesimistas…) y de ahí un punto de equilibrio, un ROI, ROA, PRI, PRD, (No son partidos políticos jajaja)  y muchas métricas, entonces, puedes suponer cuanto dinero necesitas, y puedes ponerle precio a la inversión que alguien que confía en ti va a hacer.

Entonces, si recordamos en la introducción, hay que poner objetivos y acciones para alcanzarlos. Eso es una estrategia, a la estrategia le ponemos fechas y responsables y tenemos un plan!…

Entonces Planifica y muestralo a quien te quiere dar su confianza, y dinero…

Puedes hacerlo creando un plan de negocios.

Escribir un plan de negocios puede parecer intimidante, pero no tiene por qué serlo. Mientras contenga los componentes más importantes, como su mercado objetivo, información de productos, plan financiero y las métricas que usará, el plan no tiene que ser largo; de hecho, cuanto más conciso sea, mejor.

En Resumen:

Se honesto.

Se ordenado

Se emprendedor y haz tu tarea

No te rindas, no es sencillo, si lo fuera, tendríamos cientos de empresas sólidas y de proyectos financiables, pero tu idea, estoy seguro que puede serlo.

Queremos un mundo desarrollado

#Probablemente no deberías comenzar ese negocio…

Leave A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

× ¿Te acompañamos?